ETHNIC SKIN

Tratamiento profesional

Cuando se habla de melasma algo muy importante de tener en cuenta es su incidencia y prevalencia en pieles oscuras. Se ha reportado una prevalencia de más o menos un 8,8% entre las mujeres latinas y hasta de un 40% en las poblaciones del sudeste asiático. El melasma puede ser causado por la presencia de melanocitos más activos biológicamente en la piel afectada, en lugar de un aumento en los melanocitos. La alta incidencia de melasma entre los miembros de la familia sugiere un componente genético. La exposición al sol es un factor de exacerbación comúnmente informado, probablemente debido a la regulación positiva inducida por radiaciones ultravioletas sobre citocinas estimulantes de melanocitos.

Otro aspecto a ser tomado en cuenta en las pieles étnicas es el desarrollo de hiperpigmentaciones post inflamatorias, donde el pigmento al igual que en el melasma, puede estar depositado en la epidermis o de manera mixta. Sus causas más comunes incluyen acné vulgar, dermatitis atópica, dermatitis de contacto alérgica y / o irritante, trauma, psoriasis, liquen plano y erupciones debidas a fármacos. Tras el trauma cutáneo o la inflamación, los melanocitos pueden reaccionar mediante la producción de melanina normal, aumentada o disminuida. Se considera que la hiperpigmentación resulta de la actividad de citocinas, mediadores inflamatorios y especies reactivas de oxígeno.

En las personas de piel oscura es de extrema importancia el uso de diferentes vías para alcanzar el objetivo de controlar o disminuir la pigmentación. Los agentes hipopigmentantes ideales deben tener un efecto controlado y selectivo sobre los melanocitos, conllevando un mínimo o ningún riesgo de efectos secundarios ni de forma aguda ni a largo plazo. Tales agentes pueden actuar en varios puntos durante el ciclo de producción y degradación de melanina como son: la transcripción y activación de la tirosinasa, la proteína 1 relacionada con la tirosinasa (TRP-1), la proteína 2 relacionada con la tirosinasa (TRP-2) y / o la peroxidasa; la captación y distribución de melanosomas en queratinocitos receptores; y la degradación melanosómica y rotación de queratinocitos “pigmentados”.

De igual forma, el uso regular del protector solar de amplio espectro es eficaz tanto en la prevención del melasma como en la mejora de la eficacia de otras terapias tópicas una vez que se ha desarrollado la alteración.

Para el desarrollo de MeLine Ethnic Skin se han tomado en cuenta todos estos aspectos con el fin de garantizar seguridad y eficacia en un problema que lleva a alteración emocional y psicológica en las personas de piel oscura.

Limpiar, desengrasar y secar bien la piel. Colocar dentro de un recipiente ME LINE 00 PREP y aplicar todo el contenido de una ampolla sobre la superficie con ayuda de un pincel. Dejar actuar durante 3 minutos una vez aplicado todo el producto.

Aplicar una capa homogénea de ME LINE 01 ETHNIC SKIN en toda el área facial. Después de 15 minutos aplicar una segunda capa sólo en las áreas con melasma. Primera sesión: dejar actuar entre 30 minutos. Segunda sesión: dejar actuar 45 minutos (después de 30 días). Tercera sesión: dejar actuar 45 min (después de 6 – 8 meses).

Limpiar con un jabón suave. Aplicar gotas de ME LINE 03 MOIST y esparcir formando una fina capa. Dejar secar.

 

Contacta con nosotros si deseas información detallada

¿Hablamos?

top